Brazos en alto, la esperanza de vida bajo los escombros. Terremoto en México

Rescatistas mexicanos levantan sus brazos para pedir silencio y para alertar que hay vida bajo los escombros. Miles de voluntarios no pierden la esperanza de hallar con vida a las víctimas del terremoto de 7,1 en la escala de Richter que afectó en centro y el sur de México, el martes pasado.

Cerca de 250 fallecidos, entre ellos una treintena de niños del colegio Enrique Rébsanen ubicado al sur de la Ciudad de México.

 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, pidió no salir de las casas si no es “estrictamente necesario” ya que se pronostican lluvias. Las clases siguen suspendidas en la capital del país, mientras los rescatistas no cesan en sus esfuerzos en encontrar vida bajo los edificios colapsados.

Foto: EFE

 

 

Responder a Howardbropy Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *